Candy Bar

Le podéis llamar candy bar, mesa de dulces o buffet de postres. O, como nosotras la llamamos, “La mesa que hace encoger la ropa”.
[¿Por qué la llamamos así? Porque las chuches y postres tienen algunas calorías (solo algunas, nada, no te preocupes, ¡que lo quemaréis bailando!). Y las calorías son pequeños bichos sin escrúpulos y desgraciados que viven en el armario y que durante la noche se dedican a coser y a encoger la ropa].
Ejem, ejem, retomemos el hilo que nos despistamos…

Los Candy bar son ideales para ponernos las botas con dulces (pasteles, galletas, cupcakes, chuches…) y satisfacer los deseos de los invitados más golosos.

Una mesa o espacio lleno de pequeños placeres. ¡Difícil de resistirse!

Un recuerdo inolvidable para dejar un sabor dulce a vuestros familiares y amigos (ellos dirán que se lo han comido todo los 
niños, ¡pero no os lo creáis!).
Con una decoración a vuestro gusto que, con solo mirarla, hará que se os haga la boca agua.
Además, es una de las últimas tendencias en bodas y se instala durante el baile.

¿ Y por ué es mejor delegar el candy bar a profesionales como nosotras?

  • Es importante la altura, la textura, el color y la decoración del candy ba
  • Planificar la cantidad es crucial para que haya para todos los invitados y para que visualmente el bufet quede completot.

  • Personalizamos los tarros y todo la decoración para que haga juego con el resto de la boda..

  • Ideamos la mejor manera para servir los dulces, de manera higiénica y práctica..

  • Pensamos en las particularidades de vuestros invitados: dulces sin azúcar, sin gluten…

  • Nos aseguramos que los dulces estén frescos y buenísimos.

 

¡Clicad y haced aún más dulce vuestro día especial!